Tendencias 2013 en trajes de novia: COLOR

¡Hola!

Hoy quiero compartirles un poco de información e historia sobre el color del vestido de novia. ¿Por qué blanco, por qué claro, de dónde viene esta práctica?… Me ha gustado mucho lo que encontré.

Cuando pensamos en un vestido de novia nos lo imaginamos en blanco, a lo mucho ivory o crudo. En la cultura occidental el color blanco del vestido de la novia está ligado a varios símbolos establecidos por la tradición religiosa católica: pureza, virginidad, espíritu, transparencia, inocencia. La novia utiliza el velo para guardar su mirada inocente de entrega, entre otras cosas.

Sin embargo existen otros antecedentes históricos que están vinculados al color del vestido de novia. En Occidente la popularidad de este color puede remontarse a 1840, año en que se produjo la unión de la reina Victoria a Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha en el palacio de St. James, uno de los más antiguos de Londres. Esta fue una de las bodas más recordadas y memorables de la historia.

La reina eligió un vestido de color blanco para el acontecimiento. La fotografía oficial del retrato de boda fue extensamente difundida y muchas novias optaron por un vestido similar en honor a esa elección.

El vestido consistía en una blusa del satén de seda y una falda con detalles tejidos, además de un espectacular velo, que sólo se usaba después de la boda. Entonces era una costumbre usar alguna flor anaranjada en el tocado, que la reina reemplazó por una guirlanda de rosas. Fue tal el impacto de su elaborada estructura, y la belleza que realzaba en la novia el color blanco, que de inmediato fue adoptado por las novias de la época.

Para entonces las bodas eran muy coloridas, pero con el paso del tiempo algunos colores fueron adquiriendo predilección entre las novias: el lavanda, gris y marfil eran los preferidos. Así, antes de la era victoriana las novias se podían casar vestidas de cualquier color, excepto negro (color propio del luto) o rojo (relacionado con las prostitutas).

Las mujeres romanas y griegas, durante la noche previa al día de la boda colocaban en un altar sus muñecas, juguetes y objetos de la infancia como símbolo de “paso” para dejar atrás su antigua vida. Las romanas esa noche dormían con la túnica recta, o nupcial, hecha de una sola pieza de lana muy clara, que posteriormente varió a blanco virginal (virgen es traducción de ‘virgo, virginis’, muchacha, púber).

Al día siguiente su madre le ayudaba a vestirse, se ataba un cinturón de lana, el ‘cingulum’ al que le hacía un ‘nodus Herculeus’, nudo de Hércules (quien había tenido más de setenta niños), que sólo el esposo podía desatar. El atuendo era completado por velo y sandalias de tonos anaranjados intensos que representaban al fuego, símbolo del hogar, y en ocasiones, la túnica y calzado de la novia eran adornados con perlas y lazos.

Existe entonces una relación entre el color naranja de la flor que se utilizaba en el tocado de la novia que llegó hasta la época victoriana y el color de las sandalias y del velo utilizado por las mujeres romanas y griegas. Sin duda se trata de una tradición heredada desde mucho tiempo atrás.

En China, por ejemplo, es típico casarse de color rojo (color tradicioinal de la buena suerte) aunque cada vez más se impone el blanco. Incluso llegan a utilizar ambos colores mediante el uso de varios vestidos durante el día.

En India el color tradicional de la ropa de boda de las mujeres es también el rojo, un color que significa prosperidad. Hoy en día, muchas mujeres optan por otro tipo de colores y también cambian de ropa varias veces al día usando el sari para casarse y ropa tradicional india para la celebración posterior.

Y como la cultura evoluciona podríamos esperar que con el tiempo se recupere la antigua práctica en que las novias elegían libremente cualquier color para su vestido de boda.

Sin lugar a dudas el color ha regresado, los diseñadores de moda más influyentes introducen el color en sus colecciones de vestidos de novia. Podemos apreciarlo en algunos de los posts que he realizado (Rosa Clará 2013) donde les he presentado algunas colecciones de vestidos de novia caracterizadas por el uso de otros colores además del blanco.

Les dejo este interesante enlace en el que podrán apreciar cómo las propuestas de los diseñadores modernos apuntan a una nueva tendencia en trajes de novia, marcada por el uso de colores muy vivos y fuertes, incluso, el rojo.  Me ha parecido muy interesante y me quedo pensando si algún día diremos que la novia vestida de blanco ¿está pasada de moda?  

En realidad no sabemos, pero por lo pronto disfrutemos de estas nuevas propuestas, en las que se mezcla lo tradicional con lo vanguardista. 

DV.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: